La Policía Local de Vigo identificó a un vecino de Baiona, por el intento de robo y agresión con un hacha al propietario de una tienda de la ciudad Olívica al sorprenderlo éste hurtando mercancía de su establecimiento comercial.

Los hechos sucedieron sobre las 11:50 horas de este lunes cuando se recibió una llamada en la sala de comunicaciones de la Policía Local de Vigo desde la zona de Torrecedeira. El alertante informaba de que una persona intenta agredir a un comerciante de la zona a consecuencia de discrepancias sobre la adquisición de un producto. Una Unidad de la Policía Local se dirigió al punto indicado y una vez en el lugar, fueron requeridos por J. Z, súbdito extranjero de 36 años de edad.

El reseñado, propietario del local mencionado, manifestó a los Agentes que, momentos antes un hombre con la cabeza afeitada le habida intentado agredir al sorprenderlo hurtando mercancía de su establecimiento comercial y, al no conseguirlo, había huido en dirección calle Llorente, acompañado de una mujer que llevaba un perro.

El propietario mostró las imágenes grabadas por la cámara de seguridad del establecimiento en las que se observa a un individuo corriendo detrás de él en actitud amenazante (con los puños cerrados) y, en otra de las imágenes, se ve al mismo individuo en la misma actitud amenazante, portando un hacha en su mano derecha para a continuación arrojarla al suelo. En la referida grabación también se observa a una mujer que acompaña al presunto agresor con un perro que tiene agarrado con una correa.

Realizadas gestiones se averiguó que, las personas implicadas en dicho incidente residen en la calle hacia la que habían huido, lugar al que se trasladaron los Agentes, para proceder a su identificación e intentar aclarar lo sucedido. Al llamar al “telefonillo” del domicilio en cuestión contestó un varón, abriendo el portal.

En dicho domicilio fueron recibidos por la misma mujer que habían observado en las imágenes anteriormente referidas. Esta persona comenzó a mostrar una actitud hostil hacia los Agentes, negándose a identificar en un primer momento, diciendo que no había salido de casa y que vivía sola, si bien al decirle que al “telefonillo” había contestado un hombre, volvió repetir que vive sola.

Finalmente procedieron a su identificación, resultando ser una vecina de Baiona de 43 años de edad. La mujer fue informada de que se va iba realizar el pertinente informe, dirigido al Juzgado de Guardia relativo a los hechos mencionados.

Mediante consulta telemática, se averiguó que en dicho domicilio también reside un varón de 37 años también de Baiona, datos aportados al informe, a los efectos de que esta persona pudiera ser el presunto autor del hurto y amenazas.