ALFREDO

A primera hora de esta mañana, los vecinos de la Rúa das Presas de Nigrán se llevaron un gran susto cuando una subida de tensión eléctrica, provocada por una avería en la línea, les ha causado una serie de desperfectos en varios aparatos eléctricos, así como en lámparas y bombillas.

Estabamos na cama e, de súpeto, escoitouse un ruído moi grande. A lámpada da miña habitación saltou polo aire. Un ruído que era espantosos. O microondas non funcionaba, a vitrocerámica facía moito ruído. Nin auga, nin luz, nin nada. Levamos un susto negro”, explica Mari Carmen Vieira González, una de las vecinas afectadas.

Según confirma la compañía eléctrica, son 120 clientes los afectados por la falta de suministro eléctrico, que, a las 11:42 horas ya está restablecido, y unas diez casas de la zona las que sufrieron las averías en distintos aparatos eléctricos.

“Estaba teletrabajando desde casa con mi ordenador y de repente empezó a salir humo por la regleta, como un cortocircuito, y ya se fue la luz. La vitrocerámica está dañada, una lámpara tampoco funciona, pero aún tenemos que hacer una revisión de daños porque hubo unos picos de tensión muy altos que nos ha fastidiado bastantes aparatos”, comenta Jesús hermoso, otro vecino afectado.

«Las luces parpadeaban. Enciendo la luz de las escaleras y se funden las bombillas. Me saltaron los limitadores, los subía y volvían a saltar. De momento no sé que electrodomésticos se estropearon, pero tampoco me funciona la calefacción”, reseña Jovita Estévez, otra vecina afectada.

Se da la circunstancia que, una vivienda de la misma calle se vio afectada por un incendio en un bajo cubierta. Los bomberos del GES de O Val Miñor sofocaron el fuego y ventilaron la estancia. No se han producido daños personales, pero sí materiales.

Fue un vecino de la zona el que, al filo de las 10:00 horas de este jueves, daba la voz de alarma. El informante indicaba al 112 que estaba saliendo humo por las ventanas de una casa y que podrían encontrarse personas en su interior.

Cuando llegamos ya estaba la Policía Local y algunos vecinos que ayudaron en las tareas. Ardió un bajo cubierta. Sofocamos el incendio, aseguramos y ventilamos la zona”, señaló Juan Raposeiras, encargado del turno del GES de O Val Miñor. Al lugar también acudió la Policía Local de Nigrán y la Guardia Civil.

Ahora tendrán que ser los peritos de las distintas compañías aseguradoras, así como los de la empresa suministradora, los que determinen las causas, tanto de las averías como del incendio de la vivienda.