El diputado Carlos Font y la diputada Ana Laura Iglesias, han visitado hoy las instalaciones de Afaga (Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias de Galicia), con la que la institución colabora con una aportación de 20.000 € para la puesta en marcha de su proyecto “Alzhéimer 360º”.

A través de esta iniciativa subvencionada por la Diputación se están beneficiando de manera directa e indirecta más de 3.000 personas de 24 ayuntamientos del sur de la provincia. Sus actividades presenciales se desarrollan en las instalaciones de Afaga Alzhéimer de Ponteareas, Salceda de Caselas, Tui, Nigrán, O Porriño, Mos, Baiona y Vigo.

El proyecto “Alzhéimer 360º” está pensado para dar soporte profesional y especializado a los cuidadores principales y familiares de las personas afectadas por algún tipo de demencia neurodegenerativa, dotándolos de herramientas con las que afrontar el proceso evolutivo de la enfermedad. Así, entre sus objetivos destacan el asesoramiento y soporte emocional; la respuesta a demandas de información y productos que alivien, eviten o retrasen situaciones de total dependencia; el fomento de la corresponsabilidad de género; apoyo psicológico y actividades formativas. “Alzhéimer 360º” acompaña al entorno familiar y de convivencia a lo largo de todas las fases de la enfermedad, incluso en el proceso tras el fallecimiento, por lo que la atención puede prolongarse hasta los 10 o 12 años. Además, el proyecto tendrá un efecto especialmente positivo al disminuir los niveles de sobrecarga alcanzados en los últimos meses con la actual crisis sanitaria.

Su metodología partió de una fase inicial de detección por parte del servicio de acogida y atención social de las necesidades que adolecían los cuidadores y familiares con motivo de redirigirlos a los servicios y programas más idóneos: acogida y atención social, atención psicológica, asesoramiento técnico y productos de apoyo, asesoramiento legal especializado y formación.

“Alzhéimer 360º” destaca por la monitorización en tiempo real de la interacción entre profesionales y usuarios y por el empleo de las redes sociales para su comunicación; y todas sus actuaciones serán cuantificadas y evaluadas siguiendo el plan de calidad y auditoría interna y externa establecido por la entidad.