Mapa de ubicación de la planta

Desde la Asociación de Veciños “La Unión” de San Pedro, afirman que han tenido conocimiento “por casualidad” de la instalación de una planta de residuos industriales en A Ramallosa, tras ver el informe de impacto ambiental en la página web de la Xunta. “En julio de 2020, en plena pandemia, el proyecto fue sometido a consultas de las administraciones publicas afectadas, entre las que se encuentra el Concello de Nigrán, además de las personas interesadas, sin embargo, nadie nos informó de este proyecto”, aseguran.

Advierten que según ese informe “está proyectada la instalación de una nave para almacenamiento y valorización de residuos industriales, entre los que se encuentran residuos de procesos y tratamientos químicos, de tratamientos de petróleo y carbón, de la construcción y de tierra excavada de zonas contaminadas. La instalación consistirá en una nave de 1.000 metros cuadrados, con, entre otra maquinaria, una machacadora de los residuos”.

Desde la Asociación de Veciños “A Unión” de San Pedro, consideran que este tipo de instalación “genera contaminación por el tipo de residuos que almacena y trata, por las partículas que se emitirá a la atmósfera, que contamina acuíferos, el río Muíños y zonas próximas, incluidas las habitadas. Además, estas zonas se verán afectadas por la contaminación acústica producida por la machacadora”, explican.

El emplazamiento de esta instalación, aseguran, “está prevista en la calle Gándara, en la parroquia de San Pedro, a menos de 50 metros del Río Muíños y a 100 metros de la vivienda más próxima. Además, en el terreno donde está prevista esta instalación, existe un riachuelo que entubaron y que desemboca en el río Muíños, hecho que ya fue denunciado por esta asociación en agosto del año 2019, sin que tengamos ningún tipo de respuesta”.

Desde la Asociación señalan que el terreno donde está prevista la instalación de la nave, “está calificado como suelo no urbanizable de conservación y protección de áreas de cultivo de potencialidad productiva, en la cual, según las normas subsidiarias de Nigrán, está prohibido la edificación. Es por ello, y por los problemas ambientales que generan este tipo de industrias, que pueden afectar a la principal fuente riqueza del municipio, que es un turismo basado en un equilibrio natural, por lo que desde esta Asociación solicitamos al gobierno local de Nigrán que no conceda la licencia de esta instalación”.