El Concello de Baiona y de Nigrán, a través de Servizos Sociais, colaborarán con la asociación Arela para hacer llegar a la ciudadanía el programa «Convive.comigo», de acogimiento de adolescentes que están cumpliendo una medida judicial.

Así se acordó en la reunión mantenida por la concejala de Servizos Sociais del Concello de Baiona, Conchy Vara, y la Concejala de este servicio en el Concello de Nigrán, Bibiana Peixoto, con representantes de Arela.

Arela lleva trabajando en Galicia desde 1998 con la infancia y la adolescencia en situación de desprotección o de conflicto social, prestando diferentes servicios. El nuevo programa consiste en un proceso de capacitación, valoración, formación y seguimiento de personas o familias para convivir con adolescentes que tengan que cumplir una medida judicial.

Esta convivencia puede articularse de diferentes formas: con otra persona, familia o grupo educativo. Arela busca personas o familias con alta sensibilidad hacia la adolescencia que quieran hacer una apuesta temporal por uno de estos jóvenes con dificultades. A través de un ambiente socializador y positivo se les permitirá a los adolescentes la posibilidad de modificar las circunstancias que motivaron la medida judicial, y por tanto, que no reincidan en los mismos hechos, comportamientos y actitudes una vez regresen a vivir con su familia de origen.

Los requisitos para formar parte de este programa son ser mayor de edad, disponer de una vivienda adecuada, estabilidad emocional, comprometerse a trabajar en equipo, garantizar un alto grado de disponibilidad y no buscar la satisfacción de un deseo de paternidad. Se valorará tener formación relacionada con ciencias sociales o experiencia previa en programas de acogimiento familiar.

En la reunión se acordó la colaboración de ambos concellos en la difusión y acercamiento del programa a la ciudadanía, con la finalidad de que puedan surgir nuevas personas o familias interesadas en estos municipios.

En anteriores campañas de difusión del CONVIVE.Conmigo realizadas en estos ayuntamientos, se ha recibido interés por parte de la población, teniendo en la actualidad un núcleo familiar que ya forman parte del banco de familias y está llevado a cabo una medida de convivencia; se espera que en esta campaña los resultados vuelvan a ser positivos.