GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha detenido en Vigo a cinco personas, e investigó a una sexta, por más de una treintena de robos cometidos en cafeterías, bares y restaurantes, de varios concellos de la provincia, entre ellos en Nigrán, Baiona, Gondomar y Tui. Se les atribuyen también varios robos en A Coruña, Salamanca y Zamora.

Se trata de un grupo criminal perfectamente estructurado, formado por cuatro hombres y dos mujeres, todos ellos residentes en Vigo, con un amplio historial de antecedentes por delitos contra la propiedad que ponen de evidencia su dilatada experiencia en este tipo de robos con fuerza.

Actuaban de forma coordinada, organizada y con el rostro siempre cubierto, en grupos de dos y tres personas y empleaban una amplia variedad de vehículos en sus desplazamientos

Las investigaciones realizadas en el marco de la denominada operación “Varadoiro” se iniciaron a principios de este año por el Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Vilagarcía de Arousa a raíz de un robo que se había cometido en un bar de Caldas de Reis.

A medida que se fue avanzando en las investigaciones y al ir conociendo la posible implicación de los sospechosos en otros robos que se venían produciendo en otras localidades de la provincia, fue necesario el apoyo de los equipos de investigación de los Puestos de la Guardia Civil de Baiona, O Porriño y Ponteareas para coordinar un dispositivo conjunto de investigación que permitió el esclarecimiento de cerca de una treintena de robos con fuerza cometidos durante los últimos meses en sus respectivas demarcaciones territoriales.

De este modo, la Guardia Civil pudo llegar a la identificación y posterior detención de los presuntos autores, que se viene haciendo de forma escalonada desde principios del mes de octubre. Se trata de cinco vecinos de Vigo, tres varones y dos mujeres, en edades comprendidas entre los 33 y los 45 años. Una sexta persona, también vecina de Vigo fue notificada como investigada por los mismos delitos.

En total se esclarecieron 31 robos con fuerza en bares, cafeterías y restaurantes. La mayor parte de ellos, 26 concretamente, fueron en la provincia de Pontevedra: 5 en Nigrán, 3 en Baiona, Ponteareas y Vilagarcía de Arousa; 2 en cada uno de los municipios de Porriño, Gondomar, Tui, Caldas de Reis y Cambados; 1 en A Cañiza y otro en Pontevedra.

El radio de acción de este grupo organizado se extendió a la provincia de A Coruña, con un robo en la localidad de Padrón e incluso fuera de la comunidad autónoma, con 2 robos en Salamanca y otros 2 en la localidad zamorana de Tábara.

En todos los casos investigados destaca la especial violencia que los componentes del grupo empleaban para romper las máquinas recreativas, cuya recaudación era su principal objetivo. En la mayor parte de los locales destrozaban las máquinas golpeándolas con una banqueta, causando daños materiales de especial consideración. El dinero sustraído alcanza los 60.000 euros y los daños materiales superan los 48.000 euros.

Las diligencias instruidas se entregaron en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Caldas de Reis, que decretó la libertad provisional con cargos de todos los detenidos.

FUENTE: GUARDIA CIVIL

GUARDIA CIVIL