ALFREDO

La borrasca Gaetán que azota la península Ibérica, ha dejado olas de 5,7 metros en Cabo Silleiro que ha obligado a amarrar la flota pesquera y rachas de viento de hasta 113 km/h en Oia, que han provocado numerosas incidencias en O Val Miñor, sin que se produjeran daños personales.

A las dos de la madrugada, los bomberos del GES han tenido que intervenir en la retirada de varias chapas metálicas de gran tamaño en la calle Vila do Bispo de Baiona. Cinco planchas de “panel sándwich” de un metro por cinco salieron volando y cayeron sobre el asfalto y sobre varios vehículos.

Además, a lo largo de la mañana, retiraron varios arboles caídos que interrumpían la circulación en Chandebrito, en la calle Padres Franciscanos y al lado de la Iglesia de Camos, Nigrán. Del mismo modo, el fuerte viento también desplazó contenedores de basura y mobiliarios urbano que varias zonas de la comarca.