El portavoz de los populares en Nigrán, Carlos Abal, calificó de “irresponsable” al alcalde socialista Juan González en cuanto a la tramitación administrativa llevada a cabo para abonar la totalidad de las facturas atrasadas recogidas en el reconocimiento extrajudicial de crédito 1/2019, por un valor total que ronda los 400.000 euros y correspondientes a la anterior legislatura.

Abal aseguró que “la inmensa mayoría de los servicios prestados fueron realizados por contratos verbales, a dedo y legalmente improcedentes, subvenciones encubiertas, gastos carentes de fiscalización y crédito adecuados, de acuerdo con lo indicado por el interventor”.

Por otra parte, Abal pasó a enunciar los trabajos realizados que para él y su grupo fueron más “dolosos” y que se encuentran englobados dentro de dicho reconocimiento, como la pérdida de la subvención de la Xunta para financiar las mejoras en los viales Gándara y Ponte Muíña que dan acceso al parque empresarial Porto do Molle. En esta línea aclaró que “la Administración retiró la ayuda de 120.000 euros porque los trabajos fueron mal ejecutados, lo que provocó el levantamiento del pavimento, y no el hecho de que no les hubiese dado tiempo a pintar las calles con motivo del mal tiempo, tal y como aseguró el alcalde socialista Juan González”.

El hecho de que el gobierno local de Nigrán se hubiese retrasado en la finalización de la obra fue lo que les llevó a perder la ayuda, pero es que además el interventor advirtió de “incorrecciones en las certificaciones, falta de documentación requerida o un aumento en el precio final de las actuaciones de más de 17.000 euros, todo ello sin las justificaciones oportunas por parte del director de obra”.

Por otra parte, destacó la existencia de facturas improcedentes “como la emitida a Cespa por valor de 2.869 euros” o las subvenciones encubiertas que ascienden a 44.800 euros, “destinadas al Stela Maris Season Fest y al Vive Nigrán en 2018”. Asimismo, sobre este punto el portavoz popular aseguró que los dos eventos celebrados en el antiguo campo de futbol de Playa América “carecían de la autorización pertinente por parte de Costas, de licencias municipales además de informes de seguridad”, y para finalizar recordó que “existen 71 facturas sin expediente administrativo”.

El Partido Popular, a través de su portavoz, se opone totalmente a la gestión administrativa que actualmente está llevando el partido socialista y advierte de posibles consecuencias legales en un futuro “si prosiguen con este modelo de gestión”. En el único aspecto en el que coincidió Carlos Abal con el alcalde socialista, Juan González, es en que los trabajos realizados hay que abonarlos pero con una máxima, “los procesos de tramitación administrativa, propia de las administraciones públicas, hay que cumplirlos a rajatabla”. Prueba de ello es que de los diez puntos debatidos la agrupación política tan sólo respaldó, con algunas objeciones, los relativos a la modificación de Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, la fijación de los precios públicos de las escuelas deportivas y actividades culturales, así como el Pacto de Alcaldes para el Clima y la Energía.