El Gobierno de Nigrán, acordó este lunes en una junta de portavoces con los representantes de los diferentes grupos municipales las inversiones que se presentarán al Plan Concellos 2018 de la Diputación de Pontevedra.

El alcalde, Juan González, ofreció diferentes propuestas con proyectos ya avanzados y se seleccionaron ocho obras por valor de 676.030 euros, todas ellas demandas por las entidades vecinales. “Propusimos un abanico amplio de posibilidades y, entre todos y unánimemente, se eligieron las principales inversiones de 2018. Todas son obras demandadas reiteradamente desde las entidades vecinales“, resume el alcalde.

Estas incluyen el saneamiento de las calles de Nigrán Lagoíña, Xestal y Palomar (198.987 euros); humanización de la calle Ceán (101.245 euros) y calle Iglesia de Chandebrito (82.678 euros), renovación de las aceras del entorno del Pabellón Municipal (101.626 euros); acondicionamiento de la calle Rial que une Panxón y Prado (46.823 euros); saneamiento y abastecimiento en la Areíña de Parada (46.272 euros); construcción de un muro de contención en el Cementerio de Camos (54.450 euros) y, finalmente, dotar con una pista polideportiva el entorno del Pabellón Municipal (43.946 euros).

Los técnicos municipales trabajan desde hoy mismo en la tramitación de estas inversiones acordadas para presentarlos al Plan Concellos 2018, además, el gobierno los incluirá en el presupuesto de este año”, señala el regidor.

La accesibilidad contemplada en el proyecto ‘Un Nigrán para todos’ abarca la mitad de las inversiones aprobadas. Aquí se encuentra la humanización de la calle del Ceán, ampliándose en tres metros lineales que permitirán la construcción de aceras y aparcamiento desde O Xogo dos Bolos hasta el Cementerio y su pavimentado, todo ello gracias a la cesión desinteresada del terreno de su propietario, Jorge Lence.

Además, se renovarán todas las aceras del entorno del Pabellón Municipal y se acondicionará la calle Rial de la misma parroquia mediante su pavimentado. Finalmente, se contempla la humanización de la calle Iglesia de Chandebrito, una carretera que atraviesa el núcleo histórico de esta parroquia y donde se apuesta por sustituir el actual asfaltado por un pavimento de piedra más acorde y respetuoso con su entorno.

Asimismo y por motivos de seguridad tras su caída, se incluye la construcción de un muro de contención en el cementerio de Camos y la construcción de una pista polideportiva exterior en el entorno del Pabellón Municipal, algo muy demandado por los vecinos ante la ausencia de esta infraestructura en la parroquia.