Nigrán inició las obras de mejora a las calles Gándara y Ponte Muíña que dan acceso al parque empresarial Porto do Molle y que suponen una inversión total de 220.000 € de los que la Xunta subvenciona 120.000 € como parte de la “mejora de accesos al parque empresarial” (los 100.000 € que aporta el Concello son a cargo del convenio de aprovechamiento de Porto do Molle firmado en 1999 con Zona Franca).

Los trabajos, que deberán estar ejecutados antes del 15 de noviembre, corren a cargo de la empresa adjudicataria Fechi y contemplan la sustitución de la capa de rodadura, iluminación (en Gándara no existe), instalación de saneamiento y mejora de la señalización horizontal y vertical y creación, además, de un cebreado peatonal pintado y delimitado longitudinalmente.

La calle Ponte Muiña es de doble sentido con un ancho medio de 6,3 metros y una longitud de 700 metros, mientras que la calle Gándara tiene sentido único, un ancho medio de 7 metros y una longitud de 381,2 metros. No disfruta de aceras o delimitación para peatones, por eso, con el objetivo de reforzar la seguridad de los caminantes, se contempla la creación de una senda peatonal mediante el pintado de un cebreado longitudinal que permitirá dar continuidad a las aceras incompletas del entorno de la glorieta que de acceso al parque en Puente Muíña. La senda también dará continuidad a las aceras de la calle Gándara, cerca del Mercadona.

La obra incluye también la instalación de saneamiento y una renovación del aglomerado y de la señalización vertical y horizontal, además de instalar 33 nuevos puntos de luz formados por una columna de 8,60 metros de altura y con brazo de 1 metro y luminaria LED con regulación automática pre-programada.