Intenta evadir un control de alcoholemia y se queda atrapado en el puente romano de A Ramallosa
CEDIDA // El vehículo en medio del puente romano de A Ramallosa

Tras una noche de fiesta por Baiona, un conductor novel de retirada para su domicilio en Vigo, se dio de bruces con un control de alcoholemia que realizaban conjuntamente las Policías Locales de Baiona y Nigrán, en el puente de A Ramallosa.

Sin pensárselo dos veces, el vigués toma la salida hacia Borreiros y se mete por el viejo puente romano de A Ramallosa para evitar el control. Craso error. Al llegar al final del  viaducto que mandó construir San Telmo en el siglo XIII, su coche quedó atrapado, ya que en el otro extremo del puente hay un hito que impide la entrada y salida de vehículos.

Pero este “agudo” conductor de 21 años, no fue la única imprudencia que cometió esta madrugada. Antes de llegar A Ramallosa, circuló en sentido contrario por la avenida de Julián Valverde de Sabarís.

Los agentes realizaron la prueba de alcoholemia al conductor novato y arrojó un resultado positivo de 1.04 mg/l por aire expirado, es decir, que multiplicaba por siete la tasa de alcohol ya que para estos conductores la tasa está en 0.15 mg/l.

Asimismo, se le retiró el vehículo al depósito municipal de Baiona y deberá personase a juicio rápido en el que será investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.