ALFREDO // Matilde de 79 años y de Belesar, Baiona, no faltó a la concentración

A pesar de la lluvia, unas 300 jubilados de O Val Miñor han salido este mediodía a la calle al grito de “Cas nosas pensións non se xoga”, reclamando así unas pensiones dignas y denuncian la escasa subida del 0,25 % que el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó para este año.

La concentración tubo lugar a las 12:00 horas en la capilla de A Ramallosa convocada por Modepen, Movemento Galego pola defensa das pensións publicas, “e non por ningún partido político ou grupo sindical”, explicaban.

En el acto se ha leído un comunicado reclamando al Gobierno de Rajoy revalorizar sus pensiones de acuerdo al IPC, ya que la subida del 0,25 % es claramente insuficiente. Asimismo, los jubilados lanzaron consignas contra el Gobierno advirtiendo de que “quen toca as pensións o paga nas eleccións” o “menos cañóns e máis pensións”.

ALFREDO