La Fiscalía pide tres años de prisión y multa de 5.475 euros para dos personas por un presunto delito de estafa. Los presuntos estafadores cobraron cheques bancarios previamente robados en sacas de correos.

Los dos acusados, que operaban en toda España, robaban los cheques, los falsificaban y usando documentación falsa, los cobraban en distintas sucursales bancarais del país, entre ellas una del municipio de Nigrán.

Según la Fiscalía, los acusados, J.R.G. y A.L.L., habrían cobrado dos pagares emitidos por una empresa de pescados de la zona, uno por un importe de 2.815 euros y otro por un importe de 2.785,50 euros.

El juicio, que se iba a celebrar esta mañana en el Juzgado de lo Penal de Vigo, ha sido aplazado por la ausencia de personas que estaban citadas y que se considera sus declaraciones importantes.