La Xunta se negó el pasado viernes en el Parlamento a desafectar la vivienda de los maestros de la antigua escuela Balinfra, situada en la parroquia de Camos, Nigrán, para destinarla a usos sociales.

La diputada socialista Leticia Gallego propuso, a través de una pregunta al gobierno gallego en la Comisión de Educación, que esta vivienda se destine a acoger a familias en situación de emergencia, ya que esta casa se encuentra vacía desde hace años. “É inxusto que algunhas persoas non teñan casa e haxa unha deshabitada”, sentenció.

En este sentido, señaló que el Concello de Nigrán “está en condicións de documentar ante a Xunta que esta casa está sen uso porque o seu consumo eléctrico segue practicamente inalterado; as persianas baixadas; a finca está en estado de crecente abandono e o peche perimetral, derrubado”; lo que “contradí as reiteradas respostas da administración autonómica afirmando que está ocupada”.

Al filo de esto, la portavoz socialista recordó que la casa está cedida por la Consellería de Educación a una profesora “que non vive nesta vivenda, senón noutro concello próximo do Val Miñor”. Frente a esto, la cesión de la casa a la administración local implicaría uso social, al igual que las demás casas de maestros del municipio que en su día fueron hogar de los profesores de las antiguas unidades y que hoy albergan actividades vecinales, recreativas, culturales o incluso terapéuticas.

La negativa del PP en el Parlamento contrasta con que el pasado lunes 29 de noviembre, el Pleno del Concello de Nigrán aprobó por unanimidad la moción presentada por el Grupo Municipal Socialista para solicitar de nuevo a la Consellería de Educación la desafección de la vivienda.