Más de un centenar de personas participó este mediodía en Patos en la novena jornada de limpieza simultánea de playas capitaneada por la asociación ecologista Adega y promovida en Nigrán por el Concello y la Asociación de Escuelas de Surf de Patos (inicialmente se había programado para el sábado 19 de octubre, pero debido a la lluvia se trasladó a este).

Así, de 11:00 a 12:00 horas los voluntarios (entre los que estaba el alcalde de Nigrán, el edil de Medio Ambiente y el de Actividades Marítimas) recogieron seis sacos llenos fundamentalmente de microplásticos, colillas, bastoncitos de algodón o chupa- chups, envoltorios… y una tubería de unos 4 metros de longitud.

Las limpiezas de playas son actos simbólicos, en los que no se debe ver al voluntariado como mano de obra barata para dejar limpios los arenales. Son actividades de concienciación y educación ambiental que permiten que la ciudadanía conozca la problemática de los residuos marinos, su origen y los impactos que causan, así como evaluar cuáles son las medidas que cada uno de nosotros puede desarrollar para minimizar este problema.

Tapones, bolsas, trozos de redes o de cuerdas de nailon, son ejemplos de restos de origen plástico que al otro lado de su impacto visual suponen un peligro para la fauna y la flora marina e incluso representarían, por su transferencia trófica, un riesgo para los seres humanos.