El Concello de Nigrán finalizó los trabajos para dotar de un espacio ajardinado al cruce entre la calle Manuel Lemos y el Camiño da Cabreira, en A Ramallosa. Tras inhabilitarse un carril de salida de vehículos por las obras de mejora de la seguridad viaria en la PO-552 a cargo de la Xunta, el Concello aprovechó ese lugar para crear un punto verde de 50 metros cuadrados. Las obras corrieron a cargo de operarios municipales y la plantación fue por parte de Figueragro, empresa local que suministró las plantas.

El nuevo jardín, dotado de riego automático, cuenta con cuatro grandes cycas revoluta, tres diksonias antásticas, cinco cycates (helecho arbóreo), 58 bojes, 32 agapanthus y 28 helechos ornamentales. A su lado, en la acera de Camiño da Cabreira, el Concello instaló un banco de piedra con asientos de madera de 2,5 metros de ancho.