La Xunta está construyendo y reformando diversos depósitos de agua de alta capacidad para medios aéreos en la provincia de Pontevedra. Así, se están construyendo dos nuevos puntos en los ayuntamientos de Nigrán y de Pazos de Borbén, y reformando otros seis por un presupuesto de más de 235.000 euros.

Estas actuaciones son fundamentales en la puesta en valor del monte y en la mejora de la prevención contra los incendios forestales. Así, la construcción y mantenimiento de las infraestructuras preventivas de defensa permite mejorar los tiempos de reacción del dispositivo de lucha contra incendios mediante una red de puntos de agua que posibiliten un acceso rápido y seguro a la extinción de los fuegos.

En este sentido, la búsqueda de la eficiencia de la distribución de estos puntos de agua determinó la construcción de 6 nuevos puntos de agua de helicóptero de alta capacidad con 492,60 metros cúbicos de agua ejecutados en hormigón en varios ayuntamientos de la provincia de Pontevedra, a los que hay que sumar estos dos nuevos en las parroquias de Chandebrito (Nigrán) y Amoedo (Pazos de Borbén) que se están construyendo.

De este modo, en estos 8 depósitos de agua se aumentó su capacidad en un 40% sobre los anteriores construidos, preparando las nuevas infraestructuras para la época de alto riesgo de incendios forestales. Además, esta mejora en la red de infraestructuras forestales hace que las cadencias de las descargas de las aeronaves sean menores a 5 minutos sobre una longitud de 3,3 kilómetros, lo que minimiza el recorrido de los fuegos.

Las redes de defensa contra los incendios forestales son claves para minimizar sus daños ocasionados y resultan imprescindibles para garantizar también la seguridad del personal que trabaja en la extinción de los fuegos. Para eso, la Consellería de Medio Rural lleva a cabo una planificación anual para reforzar y acondicionar los distintos puntos de agua y otras infraestructuras de apoyo a la extinción de incendios, repartidos entre los 19 distritos forestales y que dan cobertura a todo el territorio gallego.

En lo tocante a los puntos de agua, Galicia cuenta a día de hoy con 5.538 puntos de agua operativos, de los cuales 806 son aptos para los medios aéreos (helicópteros) y los restantes son empleados por las distintas motobombas del servicio. Hablamos de depósitos de agua con una capacidad que oscila entre los 30 y los 492 metros cúbicos.