El alcalde de Nigrán y su equipo de gobierno recibieron esta mañana en la nueva Biblioteca Municipal a la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, acompañada del diputado Santos Héctor, para conocer in situ el resultado final del edificio, ubicado a un lado de A Estrada pola Vía número 118.

Juntos realizaron una visita guiada por los propios arquitectos responsables del proyecto, Juan Pons y Lucas Gándara, y representantes de la empresa constructora Consvial. La obra, con un presupuesto final de casi 2 millones de euros, está financiada en un 80% por la Diputación de Pontevedra a través del ‘Plan Reequilibrio’ de 2017 para Concello de menos de 20.000 habitantes.

«Esta Biblioteca vai a ter moitos premios arquitectónicos, estou completamente segura, pero ademais será un espazo de transmisión dos mellores valores e un lugar de felicidade para Nigrán, realmente é a gran bilioteca de Pontevedra e así vou presumir dela, estou moi orgullosa do que se está a facer no Concello de Nigrán e este edificio é o mellor exemplo«, valoró Carmela Silva, quien destacó la «satisfacción» de que se haya llevado adelante un proyecto clave en la transformación y el cambio. «Isto é máis que un espazo, é un exemplo de gran contido, estará cheo dos mellores valores da sociedade. Trátase dunha dotación cultural moi versátil que permitirá unha actividad pública espectacular grazas ao seu deseño, con espazos como a gran terraza da azotea ou a praza pública cuberta. É unha extraordinaria obra arquitectónica que da resposta a un proxecto que, de entrada, non era fácil, está coidado ata o mínimo detalle«, destacó Silva, que dio sus enhorabuenas a los arquitectos y la empresa Consvial.

Por su parte, el alcalde de Nigrán, Juan González, rescató el lema del Concello durante el confinamiento de 2020: ‘Paciencia, cariño e calma’ para referirse a este proyecto, con diferentes obstáculos en su construcción, lo que obligó a licitarla dos veces. » Solo hai que ver a cara da xente que entra neste edificio para darse conta do bo resultado final. Estou moi orgulloso deste edificio porque ademais é froito da nosa forma de gobernar: paciencia, cariño e calma«, destacó en referencia a los diversos percances. Igual que Carmela Silva, González agradeció « a comprensión e paciencia da Deputación, sempre en actitude colaboradora«, el esfuerzo de la empresa Consvial « por executar un traballo en catro meses que parecía misión imposible», y, especialmente, «o cariño co que os arquitectos, Juan Pons e Lucas Gándara, levaron adiante este proxecto tan complexo».

El Concello de Nigrán tiene ya consignados 185.000 € del Remanente de Tesorería para la compra de todo el equipamiento del edificio. » O obxectivo é ir realizando o traslado durante o verán para que se poida abrir a partir de setembro, en calquera caso non inauguraremos nunca a medias porque non existe esa necesidade imperiosa. Paciencia, carioño e calma«, destacó el regidor.

Cambio radical

El edificio municipal pasará de contar con 120 metros cuadrados en el Ceán a 1.260 m², generando espacios nuevos como la sala infantil independiente, zona de estudio u otra de usos múltiples. Este ocupa una parcela municipal de 443 metros cuadrados y de forma trapezoidal en el centro del municipio (a orilla de A Estrada pola Vía, a la altura del número 118, frente a la calle del Panasco) en un lugar fácilmente accesible para el vecindario tanto en transporte público como privado.

El hecho de que se trate de una parcela con fuerte desnivel permite que existan duplicidad de entradas, con accesos tanto desde la planta baja como desde la primera, lo que favorece una utilización polivalente. Desde el punto de vista urbanístico, la construcción genera una plaza cubierta que se abre a la plaza existente, en la que se acometerán posteriormente obras para vincular más su uso al de los usuarios de la biblioteca.

La infraestructura de cuatro alturas y de planta irregular está clasificada con la letra A en su Certificado de Eficiencia Energética (máxima categoría). Se trata, por tanto, de un edificio bioclimático que dispone de las últimas tecnologías en instalaciones para alcanzar esta sostenibilidad ambiental.

Con un diseño minimalista en la que la fachada se plantea de granito silvestre y con la misma forma trapezoidal de la parcela, consta de planta baja (191 m2) donde dispone de una sala de usos múltiples, vinculada a la plaza cubierta adyacente, almacén y aseos; en la planta primera (269 m2) hemeroteca, sala de ordenadores, recepción y zona de préstamo infantil y juvenil; en la segunda (272 m2) zona de préstamo para adultos y en la tercera (235 m2), zona de estudio que se comunica a doble altura con la zona de préstamos del nivel inferior. Finalmente, la cubierta, también de uso público, es ideal para pequeños eventos, y ofrece unas espectaculares vistas del en torno.