El gobierno de Nigrán aprobó este lunes el proyecto para rehabilitar y dotar de accesibilidad universal la cafetería de las instalaciones municipales de Dunas de Gaifar con el objetivo de volver a sacar a concurso público su gestión, actualmente sin actividad tras el cese del concesionario.

La inversión, cifrada en 39.957 €, contempla reparar y reponer los elementos que no se encuentran en condiciones óptimas o fueron retirados, así como mejorar la accesibilidad. No se realizarán cambios en la distribución dado que el uso de cafetería se mantendrá. El plazo de ejecución de estas obras, cuya licitación estará lista en las próximas semanas, es de dos meses.

«O obxectivo é entregar a cafetería ao futuro concesionario nun estado óptimo porque repercutirá no beneficio de todos os usuarios e da propia imaxe de Nigrán. Trataremos de tramitar as obras e a concesión no menor prazo de tempo posible pero sen que iso limite ou condicione o noso obxectivo de mellorar o espazo», explica Juan González, alcalde de Nigrán, quien avanza que, la diferencia de los anteriores contratos, la futura adjudicación de la cafetería «será en aluguer e desligada por completo da xestión deportiva das pistas ou de mantemento da parcela».

Según el proyecto aprobado, se eliminarán los cortavientos del alzado nordeste al impedir la accesibilidad y se dotarán a los aseos de la equipación precisa para personas con movilidad reducida, ya que actualmente carece de él.

Paralelamente, debido a su mal estado, se reparará por completo la cubierta y sus bolsillos y se sustituirá el canalón; se revisarán y se completarán las instalaciones de fontanería y eléctrica (faltan muchas luminarias y alguna toma); se implementará la ventilación y se repondrá el pavimento de la zona de pública de la cafetería (está muy desgastado y presenta irregularidades). Finalmente, las carpinterías exteriores de acero serán renovadas dado su gran deterioro, mientras que las interiores sólo precisan ser pintadas y reparadas puntualmente. Las obras contempladas incluyen el pintado de la fachada y de los interiores (atendiendo también a los revestimientos).

Finalmente, con una finalidad estética, se instalarán piezas de madera en vertical en dos tramos de imafronte, por un lado en la que da cara a las pistas de tenis y, por otro, en la posterior, con el fin de limitar el actual impacto visual de las instalaciones de aire.