ALFREDO // Los regalos donados por personas anónimas

Cada 25 de diciembre desde hace ocho años, Isabel y José organizan una comida de Navidad para personas sin recursos o que estén solas. Regentan una tapería en Prado, Nigrán, y quieren repartir, en ese día tan especial, un poco de felicidad entre quienes más lo necesitan.

Hacemos esta comida benéfica porque hay familias que no tienen para comer el día de Navidad. Nosotros queremos reunirlos y que se olviden por un momento de la situación por la que están pasando y, al mismo tiempo, nos hacemos compañía todos”, señala José.

El menú, al que asistirán de momento más de 35 personas en base a un listado facilitado por los Servicios Sociales del Concello, ya lo tienen confeccionado. “Pondremos langostinos, cordero y postres variados, aunque andamos un poco escasos. Si alguna pastelería puede donar pasteles o tartas, estaremos encantados de ir a recogerlos”, señala el propietario.

También necesitan voluntarios para ayudarlos con la faena, “y así darle el día libre a las empleadas, que también quieren estar con sus familias”, indica. Además de la comida, este matrimonio repartirá un regalo entre cada una de las personas que asistan al almuerzo. “Cada persona que venga a la comida se le entregará un regalo. Los niños recibirán un juguete, y los que sobren, se entregarán a la asistenta social para que después los reparta entre los niños más necesitados del Concello. Pero lo que nos hacen falta, son regalos para chicos/as adolescentes y gente mayor”, apunta.

Los organizadores no se olvidan de los que cada año ayudan a que esta iniciativa salga adelante. Queremos agradecer la colaboración desinteresada de la Comunidad de Montes de Priegue, clínica dental Romeo en Coruxo, la mercería Conchi Piñeiro en Camelias (Vigo), el señor Fontán, la Armadora Pereira, la pastelería Hermanos Casal de Coruxo, rosquillas Cristaleiro de Gondomar y a los Servicios Sociales del Concello de Nigrán”, concluye.