La demora de permisos de Patrimonio paraliza las obras de abastecimiento de agua a Parada
Las obras de abastecimiento de agua a Parada están paralizadas

La empresa adjudicataria de las obras de abastecimiento de agua a la parroquia de Parada, Covsa, comunicó la semana pasada al Concello de Nigrán la necesidad de paralizar las mismas ante la demora de los correspondientes permisos de la Dirección General de Patrimonio para construir el depósito en el monte Eiró.

Los trabajos comenzaron en diciembre y cuentan con un plazo de ejecución de 6 meses, tiempo que la constructora pide ahora suspender hasta no obtener las autorizaciones.

Llevamos tiempo esperando a que desde la Xunta hagan las correspondientes catas arqueológicas en el monte Eiró, le pedimos la mayor diligencia y agilidad para llevar adelante este proyecto clave para la parroquia de Parada“, insiste el alcalde, quien lamenta que “no se trata de la única obra en esta situación“.

Así, desde el Concello se está todavía a la espera de los permisos de Patrimonio para poder emprender un plan de asfaltado en diferentes carreteras municipales, para remodelar la Praza do Torreiro de Parada o para iluminar el barrio de la Iglesia en Chandebrito. “En todos estos casos sólo estamos esperando su permiso, así es muy complicado que los proyectos salgan adelante y en plazo, sirva de ejemplo que para restaurar el crucero del puente de A Ramallosa fue necesario un año entero“, explica.

El objetivo es llevar el agua a Parada por el barrio de A Carrasca para dar servicio a los barrios de Carrasca, Laxe, Tinde o Iglesia, ya que Aqualia y Concello están ultimando el proyecto que la lleva a una parte de esta parroquia y de Camos a través de Nandín. Esta ampliación de la red de abastecimiento beneficiará la cerca de mil vecinos residentes en el entorno” afirma González.

Por otro lado, el Concello de Nigrán está pendiente de los diferentes informes sectoriales para iniciar las obras que llevarán el abastecimiento a los barrios de Nandín, Iglesia, A Rúa, Con y A Reboreda y que beneficiarán también a la parroquia de Camos (barrios del Castelo, A Lama y O Rial) y a las viviendas ubicadas en las cercanías de la PO-332 (Rúa dos Pazos). En total, más de mil vecinos se beneficiarán de esta actuación que cuenta con un presupuesto de 374.809,48 euros y que será financiada íntegramente por la empresa concesionaria Aqualia fruto de un acuerdo con el Concello. Las obras previstas incluyen su puesta en marcha junto a la instalación de una nueva canalización, un bombeo y un depósito.